Misceláneas

Todo se describe a sí mismo.

La idea de este WordPress es mostrar un pedacito de todo lo que me gusta, lo que me apasiona, lo que reflexiono… entre otras cosas.

En fin, un pedacito de mí.

Porque todo se relaciona y se conecta con todo: al final, todo es lo mismo.

Para una mejor organización, buscá también en la parte de categorías las entradas.

Las letras indican a qué sección pertenece:

C: Canción

H: Historias

P: Película

R: Reflexión

S: Serie

Anuncios

C- Tracción a sangre

Gustavo Cerati – “Tracción a sangre”.

El sol no tiene oídos pero su lengua me atrapó,

crece la escasez,

Y hasta la palabra vacío, me llenó.

 

Otra ruta, otro pueblo, otro cuarto de hotel,

vida nómade,

un santuario de desechos,

me dejó.

 

Y cae la tarde,

y en La Pampa no hay,

en La Pampa no hay

Silencio.

 

Tal vez lo más suicida sea decirte la verdad,

preferí callar,

a esta hora de la vida,

es lo mejor.

 

Llega la noche,

respiro libertad,

respiro libertad

y no miento.

 

Siento,

que pasan los días,

y sigo adelante tracción a sangre,

tras una melodía,

creo que te hice tan mía,

que por un instante te olvidé…

 

Y un nuevo día,

y la respuesta está,

la respuesta está,

en el viento.

 

Siento,

que pasan los días,

y sigo adelante tracción a sangre,

tras una melodía,

creo que te hice tan mía,

que por un instante te olvidé…


 

 

C- Transparencia.

 De Bueyes- “Transparencia”.

Quiso el apretón de manos ,

ensuciar,

manchar la huellas,

y de a una las borró,

sin dejar pegar la vuelta.

(…)

Mirame a los ojos para que duela,

que si no duele se queja la transparencia,

la transparencia.

Mirame a los ojos para que duela,

que si no duele se queja,

la transparencia.

 

Si se asoman días claros,

ventilemos las ofensas.

Y peguemos donde duele,

que tenemos experiencia.

 

Y pedime la canción,

y pedime el alma entera,

yo te espero en el rincón,

que vos prefieras.

(…)


Dato aparte: 

Hace rato que vengo pensando en adjuntar el link de los temas que voy publicando y no solamente transcribir parte de la letra. [Que vuelvo a repetir, no transcribo toda la letra, sino simplemente las partes que para mí, son más significativas].

Pero tenía miedo -y lo sigo teniendo- de que se enfoquen en el género de música y dejen de prestar atención a la lírica.

A pesar de eso, prefiero tomar el riesgo, y que si a alguien le gustó la letra, pueda sumergirse también en su melodía.

Como dije, me gustan varios tipos de géneros musicales, y si bien solo publico (y publicaré) canciones en español por una cuestión de organización, me gustaría pensar que contagio a alguien con las canciones que me gustan e inspiran.

Sin más para acotar, este tema marca un antes y un después a mis entradas de Canciones. A partir de ahora, el link de las mismas van a ser adjuntadas.

Espero que disfruten de la música, y sino, los invito a disfrutar de las letras.

Hasta la próxima publicación ❤

H- Al finalizar la guerra (Antes).

Cuando era chica, cinco o seis años, me consideraba una de las personas más afortunadas de todo el mundo. Tenía un padre con el que me pasaba la noche jugando y a una madre dulce y risueña que me ayudaba a dormir contándome cuentos de hadas y princesas.

Después nació mi hermanita, Jazmín. Al principio tuve celos, pero después, cuando creció un poco, entendí que no había mejor cosa en el mundo que tener a una hermana. Éramos felices, parecía que nada iba a poder cambiar nuestra felicidad, hasta que, al pasar unos años, ocurrió. Un día, sin dar previo aviso, empezaron a decir en las noticias que el país estaba en guerra, me acuerdo que no le di mucha importancia, hasta aquella noche.

Recuerdo que estaba con mi hermana en el cuarto y de repente, escuché un ruido. Un
golpe seco que retumbó en el silencio de la noche. Tuve miedo, pero fui valiente y quise
ver. Empecé a caminar por el pasillo de manera silenciosa, tenía presente las advertencias de mis padres de que si veía algo raro, tenía que agarrar a mi hermana y llevármela lejos, no importe donde, sino irme. Caminé, a paso lento y firme, hacia ese lugar donde escuché el ruido. Llegué al cuarto de mis padres y me asomé sigilosamente a ver qué ocurría. Lo que presencié nunca lo pude olvidar. Mi mamá lloraba a mares y mi papá intentaba consolarla, diciéndole que iba a la guerra por voluntad propia, pero no había manera. Estaba rota.

 
Todavía recuerdo su voz dando explicaciones que ni yo lograba comprender. Sin darme
cuenta, lloré como mi mamá, las lágrimas caían por mis mejillas y de repente, siento algo
en mi pierna, era mi hermana, que me miraba con ojos llorosos mientras se aferraba a mi fuerte. Sólo pude abrazarla.

 


Escrito realizado para una materia de la Universidad.